Los 4 mejores libros de Poesía

ESCRITO POR CLAUDIA TEVAR

Al pensar en poesía los primeros nombres que se nos vienen a la cabeza seguramente sean Quevedo, Machado, Garcilaso de la Vega, Alberti, Lorca y un largo etcétera de autores de renombre, padres de la poesía.

Si bien, como todo, evolucionamos, pero las bases rigen ahí.
En esos nombres, que más que nombres son un espejo donde mirarse, encontramos el espejo del mundo, un arma contra el olvido y, lo más importante, una puerta para acceder a lo más íntimo a través de la expresión más pura de los sentimientos.

Pues lo mismo nos pasa con nuestros autores de poesía, que son implacables con su fina pluma que nos atraviesa el corazón, pero siempre con la delicadeza y sutileza que escribir supone.

Para ello, damos paso a los cuatro mejores libros de poesías que puedes leer celebrando el Día de la Poesía (21 Marzo)


La mujer menguante

¿Cuántas veces te has visto en la encrucijada entre lo que sentías y lo que debías?

¿Esa balanza entre el corazón y la razón?
Muchas, ¿verdad?

Pues una experta en el campo es nuestra autora Petra Desiderata quien nos presenta, a través de poemas, corazones ajados que luchan con la mente, escenificando el duelo entre el querer y el deber.

Evento EmpoeMa2

Menguando para encontrar la rendija entre la pasión y la razón, Petra plasma poemas en los que encontrarás a alguien que te entiende y que ha pasado por lo mismo que tú.

Vivencias de amores no correspondidos, amores platónicos, inalcanzables, la soledad de una ruptura, el primer amor, las primeras ilusiones y decepciones… Toda una vida de amor, sin florituras que lo hagan ideal, porque el amor es difícil, ¿a que sí?

Evento EmpoeMa2

Gracias a este gran libro de poesía te sentirás acompañado en aquellas experiencias en las que el amor fue el protagonista, al mismo tiempo que acompañarás a Petra a través de sus palabras.

¿Qué mejor plan tienes para hoy? Sin duda alguna, este es uno de nuestros mejores libros de poesía. ¡Descúbrelo!


Todavía no es de noche en el paraíso

Emmanuel Lorenzo nos muestra su caja de pandora en abierto. Manifestando la defensa de la esperanza, pero sin olvidarlos de que no todo es cerrar la caja y que la esperanza sea lo último que se pierde.

En este manifiesto que puede parecer un diario de cuerpos rotos, de guerras elementales y treguas tardías, o quizás un breve ensayo sobre la fragilidad humana, nos enseña la dulce esperanza sin renegar del dolor.

Hay palabras, ciertos versos, algunas causas y por qué no personas, que encarnan una viva trinchera ante el asedio del individualismo.

Así como el proverbio condena a repetir sus errores a quienes no recuerden su pasado, estos poemas reconocen su fascinación por el Otro, como si advirtieran que los que no comprendan el dolor ajeno, estarán condenados a producir el mismo daño una y otra vez.

EMMANUEL LORENZO

A fuerza de una voz enunciativa colectiva, Todavía no es de noche en el paraíso elige centrarse en la ternura como punto de partida.

Crea un lenguaje instintivo para la solidaridad.
Nadie se salva solo, nos repite.
Es todos o ninguno.
Es el Otro el motor que vence la inercia, los demás sólo somos su consecuencia.

¿Acaso veinte poemas son suficiente para remediar la noche?

No hay nada mejor que leer antes de ir a dormir y muchos coincidirán con nosotros en esta afirmación.
Así que, ¡disponte a disfrutar de esta inmejorable lectura y ameniza tu noche!


Los seres transparentes

Adéntrate con Los seres transparentes en la descripción de aquellas personas que pasan por nuestra vida desapercibidas, pero que, en efecto, están presentes.

Aquellas mujeres que sustenta nuestra existencia, los rebeldes, los inadaptados, personas que son invisibles a la vista, transparentes, olvidadas, incluso, pero que conviven con nosotros y dejan sin precedente una huella imborrable.

Estas descripciones que realiza Víctor Frías Jiménez y que, las convierte en uno de los mejores libros de poesía de nuestra colección, las realiza fusionando la poesía narrativa conectando cada poema y amplificando el significado individual de cada uno de los versos.

Estos textos nos recuerdan que tenemos mucho que agradecer


Espejos. Redes. Mapas

¿Quieres sentir en el sentido más absoluto de la palabra?

¿Quieres emocionarte y que el corazón te dé un vuelco?

Tanto si es que sí como si no, este es uno de los cuatros mejores libros de poesía de nuestra casa que merece ser leído, regalado y vuelto a leer.

La poesía de Libertad Córdoba es sentida con facilidad porque lo que más enriquece la experiencia de su lectura es haber vivido y poder identificarse con los sentimientos mostrados.

Basta con una mínima capacidad de empatía para ponerse en su piel y entender los estados de ánimo, las emociones o los momentos que consigue captar y transmitir en cada uno de sus poemas.

No necesitamos vivir lo mismo que la autora para entender cómo se siente, somos humanos y nos reconocemos.

Además, lo expresa con habilidad, sencillez y brevedad; cualidades de la poesía que emociona.

Es una poesía mundana, al alcance de todos y de las emociones más primarias. De hecho, incluso alguno de nosotros nos podremos identificar.

Foto de Rafael Pacheco

Como cuando nos emocionamos con una canción pero, o no la entendemos, o nada tiene que ver con nosotros.
Sin embargo, están ahí, la verdad, los sentimientos.

A estos poemas no les falta ningún ingrediente más. ¡Solo faltas tú probando la receta!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *