La Mujer Menguante

 12,00

Corazones ajados que luchan con la mente, escenificando el duelo entre el querer y el deber.
Menguando para encontrar la rendija entre la pasión y la razón. He experimentado la contradicción de las emociones y conocido la inspiración como madre del poeta que da voz a esos sentimientos. He vivido la fábula y la espera del amor no correspondido, al menos no del
mismo modo en que lo compartimos. He esperado a la musa y a la música con esperanza. He sufrido la pérdida y sentido la derrota. El deseo como platónica tabla de salvación ante la soledad, la rutina, la oscuridad y el vuelo de las mariposas de alas negras.

Categorías: , Etiquetas: ,

Descripción

De Petra Desiderata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *